valdespartera emplea
  asia y sudeste asiatico
 

5) ASIA Y SUDESTE ASIÁTICO
Asia

Trabajar en Asia no es nada fácil. Ir a cualquier país asiático a buscarse la vida es probablemente mucho más complicado que hacerlo en Europa u otros lugares. De entrada es muy difícil que nadie encuentre un trabajo no calificado ya que esos están totalmente reservados a la gente nativa del país (por temas legales, a veces la propia ley exige unos mínimos académicos, o obvios de salario y condiciones laborales), así que es un continente limitado a gente con estudios, buen nivel de inglés o idiomas asiáticos y, a poder ser, experiencia. Los contactos también suelen ser de mucha importancia en la mayoría de países del continente.

Los países más desarrollados son probablemente los que ofrecen más posibilidades y los mejores puesto de trabajo: Japón, Singapur y Corea del Sur. También los grandes países emergentes como China, India, Tailandia, Vietnam o Malasia empiezan a atraer a un gran número de occidentales. Muchos de los occidentales que trabajan en Asia lo hacen en la educación: la mayoría son profesores de inglés. Si sois profesores de inglés titulados probablemente encontréis trabajo fácilmente en cualquier lugar de Asia. También hay algo de demanda de español (básicamente en escuelas internacionales) pero es incomparable con la que hay de inglés.

De nuevo, ingenieros e informáticos son quienes tienen más posibilidades de encontrar trabajo, siempre y cuando tengan un buen nivel de inglés.

La opinión de quien ya ha ido:

Trabajar en Japón

Encontrar trabajo en Japón no es fácil. El principal problema es el visado. Básicamente, hay dos formas de obtenerlo. Una es como esposo de un ciudadano japonés. La otra con el patrocinio de la empresa que se dispone a contratarte. Llegar con visado de turista y quedarse a trabajar ilegalmente es arriesgarse a dar con los huesos en la cárcel y tener vetada de por vida la entrada en el país.

Para la primera opción, ni que decir tiene que debe ser un matrimonio real, ya que Japón es un país muy estricto con esas cosas. Una vez se tiene el vínculo legal, es cuestión de ir a la legación diplomática nipona que corresponda y hacer los trámites, que normalmente consisten en presentar la documentación y escribir un texto justificando la petición. Para optar por el visado patrocinado, hay que acreditar una especialidad profesional que permita a la empresa justificar la necesidad de contratar a un extranjero. Esto vale tanto para trabajar como ingeniero informático, cocinero en un restaurante español o artista en un espectáculo de flamenco o en un parque temático.

Una gran parte de los extranjeros no asiáticos que trabajan en Japón lo hacen en la enseñanza. Enseñar inglés para alguien que no sea nativo de un país donde este sea lengua oficial es muy difícil, aunque no imposible. En cuanto al español, la mayoría de puestos de profesor se encuentran en las universidades

 

 
  ¡Hoy había/n 2 visitantes (12 clics a subpáginas) en ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=