valdespartera emplea
  europa
 

2) LA UNIÓN EUROPEA
europa

Como ya sabréis los ciudadanos de la Unión Europea tienen derecho a trabajar en cualquier de sus estados miembros. Así que intentar trabajar en países de la unión es una de las mejores opciones para no tener que complicarse la vida con temas de visados ni legalidad; en Europa somos legales. Esta es pues la principal ventaja al trabajo en Europa, junto a otras como los sistemas existentes de reconocimiento de títulos, mediante los cuales los trabajadores calificados tienen muchas opciones de poder trabajar de lo suyo.

A pesar de estas ventajas también hay algunas dificultades, la principal: el idioma. Para trabajar en los distintos países europeos es casi esencial hablar el idioma local del país. De todas formas no es un requisito totalmente imprescindible y a veces con el inglés ya se encuentra trabajo en países no anglosajones. Reino Unido (y especialmente Londres), Suiza y Alemania están siendo por ahora los principales destinos de quienes se van en busca de empleo, aunque lamentablemente muchos tienen que volver con las manos vacías.

A continuación os dejo algunos enlaces útiles para trabajar por Europa:
-
Guía para trabajar en un país de la Unión Europea
-
Servicios públicos de empleo en países europeos
-
Portal europeo de la movilidad profesional

La opinión de quien ya ha ido:

Trabajar por Europa

Si bien los tres países europeos en los que he trabajado son bastante distintos entre sí (Noruega, Hungría e Inglaterra), la búsqueda de trabajo en todos ellos tiene bastantes puntos en común que destacaría.

Para empezar, aunque parezca extraño, es mucho más fácil encontrar un trabajo calificado, pues no tendrás tanta competencia como a la hora de buscar un trabajo que no requiera experiencia. Además, con la salvedad de Inglaterra, he encontrado que el no hablar el idioma oficial del país te deja bastantes pocas posibilidades de trabajar en los empleos que normalmente consideramos más sencillos de abarcar: hostelería, limpieza o construcción.

Supongo que esto se debe a que la gran mayoría de las personas con las que trabajarás en este tipo de empleos no va a hablar otro idioma que el propio y si la comunicación es muy difícil o imposible no te tendrán en cuenta para el trabajo. Inglaterra es un caso aparte debido a que este tipo de empleo está ya copado por inmigrantes y por tanto el ambiente de ellos es mucho más internacional.
Todo español tiene derecho a trabajar en cualquiera de estos países, pero en todos ellos tendrás que registrarte como residente o empleado, obteniendo el número de la seguridad social del país de turno, por ejemplo. Son trámites sencillos pero necesarios, así que no los dejéis pasar.

Por último, supongo que por el funcionamiento digamos que poco óptimo de nuestro Inem, solemos optar a la hora de buscar trabajo en el extranjero por portales privados como puedan ser Monster, o similares. Algo que he notado en los tres países en los que he trabajado es que la bolsa de trabajo de la web del propio gobierno es más que interesante, actualizada a diario, y muy variada, así que tomadla como primera opción a la hora de buscar.

 

La opinión de quien ya ha ido:

Trabajar en Londres

Londres es una ciudad llena de oportunidades y como europeos tenemos la suerte de poder disfrutar de los mismos derechos que los británicos.
Al llegar a la ciudad, lo primero que tienes que hacer es conseguir un National Insurance Number (NINo) en un Job Centre. Éste equivaldría a un Número de la Seguridad Social. Con el número cotizamos, podemos registrarnos en un ambulatorio/médico de cabecera (GP) e incluso optar a cobrar el subsidio de desempleo o ayudas para pagar el alquiler. ¿Cómo conseguirlo? Con un pasaporte y decir que lo necesitas porque ya has encontrado trabajo es más que suficiente.

Tanto para trabajos cualificados como no cualificados la búsqueda funciona igual para todos. Llamar puertas, visitas a Job Centres (INEM del Reino Unido), enviar CV’s, contactar con recruiters y consultar webs con ofertas de trabajo como la del Guardian o JobSite entre otras

Si estás buscando cualquier tipo de trabajo el resultado es bastante inmediato. Londres es una ciudad llena de tiendas, cafeterías, bares, etc. donde mucha gente está de paso y hay mucha rotación y oferta como consecuencia de ello. En el caso de los trabajos cualificados hay que tener más paciencia y se requiere un nivel más alto de inglés. Hay mucha oferta en sectores como el del marketing, diseño, publicidad, tecnología, sanidad y finanzas.

Tres consejos básicos finales:
1- Crea un perfil de LinkedIn y dedícale un tiempo a completarlo. Agrega a gente de tu sector o empresas en las que quieras trabajar y muestra tu interés.
2- No pongas fotografía en el CV que mandes a las empresas. No está bien visto. Se valora por los méritos no por el físico.
3- Una vez haya contacto con la empresa, prepárate bien la entrevista y estudia la compañía. Encontrar trabajo es un trabajo en si mismo y requiere dedicación y preparación.

Finalmente una web de entre las muchas que puedes encontrar más información sobre el tema

 

 
  ¡Hoy había/n 2 visitantes (19 clics a subpáginas) en ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=